hello world!
Published: 22 enero, 2020

Beneficios de tener una vivienda: cómo sacarle el máximo partido

Cuando pensamos en la propiedad de una vivienda lo primero que imaginamos es cómo viviremos. Es la principal utilidad pero no la única. Durante muchos años, a causa de la Crisis económica el hecho de ser propietario de una vivienda había perdido un poco su esplendor. Pero si por ejemplo nos fijamos en los porcentajes del 2018 respecto al 2017 vemos que hay un cambio, ya que hay un aumento del 19,3% en la compraventa de viviendas. En este contexto, junto con una recuperación económica para gran parte de la población, y la poca cultura del ahorro financiero por parte de los españoles, parece muy favorable volver a invertir en inmobiliario.

El contexto español

La sociedad española tiene una cultura muy potente sobre el hecho de ser propietario de una vivienda. Vivir en una vivienda de alquiler "es tirar el dinero". Ahora ya no se ve tan mal pero antes si no eras propietario de una vivienda y no tenías un "techo propio" donde vivir eras considerado una especie de paria o desgraciado que la vida no le había dado para más. Entonces hay mucha gente de avanzada edad que es propietaria, la cultura del ahorro en nuestro país se ha llevado a cabo a través de la compra de viviendas en multitud de ocasiones. 

"Quien tiene una casa, tiene un tesoro"

Normalmente esta frase se refiere a un amigo, pero en España la realidad es que si tienes una casa tienes un pequeño tesoro al cuál poder sacarle rentabilidad durante la vejez. La edad del propietario es el otro gran factor, ya que a más edad, más capital se podrá obtener y a la inversa. También entra en juego un tercer elemento, no menos importante, y es la difícil renuncia a la arraigada idea de dejar la vivienda a los hijos. Es aconsejable por tanto alcanzar el consenso familiar necesario antes de tomar una decisión.

 ¿Qué fórmulas existen para obtener rentabilidad de un inmueble en propiedad durante esa edad?

  • Venta de vivienda con reserva de usufructo. También denominado venta nuda, sería una posibilidad para el 17% de este grupo poblacional. Consiste en la transmisión del derecho de la nuda propiedad de un inmueble, pero no del derecho de usufructo. Es decir, el que compra la vivienda adquiere la titularidad y su nuda propiedad, pero el vendedor mantiene el derecho de uso de esta durante un periodo de tiempo determinado, que puede ser de unos años o hasta su fallecimiento.
  • Las hipotecas inversas permiten a los mayores de 65 años obtener una renta mensual de la vivienda en propiedad, sin cederla al banco mientras vivan.  Al contrario de lo que sucede con las hipotecas fijas o variables, el cliente no solicita este préstamo para adquirir una vivienda, sino que ofrece su vivienda como garantía de cara a la entidad que se lo concede.
  • Alquiler para la residencia: préstamos que costean los gastos de dependencia. Cada año miles de personas mayores se convierten en dependientes al no poder realizar por sí mismos muchas tareas cotidianas, como asearse, preparar la comida o limpiar su vivienda. El Estado, en principio, es el responsable de hacerse cargo de los costes de los cuidados necesarios de estas personas, con la Ley de Dependencia del año 2006. La desidia institucional ha dejado infradotado este cuarto pilar del Estado de bienestar. 

Soluciones para evitar la inoperancia del Estado y no perder tu vivienda.

Para tratar de ofrecer una solución a estas personas surgió en 2017 Pensium, una compañía que ofrece un préstamo para que la persona mayor pueda costearse una residencia privada, a cambio de ceder su casa para que sea alquilada durante unos años.

Muchas familias tienen graves dificultades para asumir este elevado coste. Todos queremos gestionar de la mejor manera nuestro patrimonio familiar, y podemos hacerlo a la vez que conseguimos los mejores cuidados para la persona dependiente, sin perder la vivienda en ningún caso ni gastar los ahorros.

Pensium nació a partir de un equipo de profesionales del sector de residencias, economistas, abogados y trabajadoras sociales que crearon el Programa Pensium, que permite a las familias pagar el coste de la plaza residencial privada o los cuidados asistenciales en su casa sin perder su patrimonio, sin ningún tipo de hipoteca, sin gastar sus ahorros y sin tener que desembolsar ningún dinero.

Deja una respuesta

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram