hello world!
Published: 24 enero, 2020

Colágeno: beneficios y dónde encontrarlo

Es posible que hayas oído hablar de las probables ventajas del colágeno. Pero ¿qué es el colágeno exactamente y cuál es su función?

El colágeno es una proteína fibrosa del tejido conjuntivo, de los huesos, y de las articulaciones (ligamentos, tendones y cartílagos) que se transforma en gelatina por efecto de la cocción. También es muy abundante en la piel y en las paredes de los vasos sanguíneos, de hecho es una proteína que es esencial para el buen funcionamiento del organismo y representa más del 25% del contenido total de proteína que necesitamos. Por eso es importante tener unos buenos niveles de colágeno en nuestro cuerpo.

En unas declaraciones para CuidatePlus la experta del Instituto Poal de Reumatología en Barcelona, Ingrid Möller, destaca algunos estudios en los que se ha comprobado que tomar colágeno con regularidad aumenta la síntesis del colágeno tipo II proteoglicanos y ácido hialurónico, lo que se traduce en que ayuda a incrementar la densidad mineral ósea.

También afirma que mantiene la flexibilidad y lubricación de las articulaciones y favorece la óptima conservación del cartílago. “Diversos estudios clínicos demuestran que incorporar a la dieta el consumo de colágeno ayuda a reducir el dolor articular y a mejorar la funcionalidad de las articulaciones en pacientes con artrosis”, añade Möller.

Tipos de colágeno

En el cuerpo humano hay más de 20 tipos de esta proteína. Pero, principalmente, destacamos dos:

C. tipo I

  • Es el más abundante en nuestro cuerpo. Sobre todo en los huesos y tendones, la piel y la córnea.
  • Aporta flexibilidad y elasticidad a los tejidos.

C. tipo II

  • Se encuentra principalmente en los cartílagos.
  • Confiere resistencia a la presión.

¿Dónde encontramos el colágeno en nuestro día a día?

Hay diversos alimentos en los que podemos encontrar esta proteína pero los que contienen más colágeno son los que tienen su origen animal:

  • Carne: es una de las mejores fuentes de colágeno, pero es esencial elegir bien qué tipo de carne, sobre todo el pollo, el pavo o el conejo.
  • Huevos: contribuyen a que la masa ósea esté fuerte.
  • Pescado azul: Su alto contenido en ácidos grasos omega 3 previene la oxidación celular y actúa como un potente antiinflamatorio.

También es importante saber que otros alimentos que no provienen de origen animal como la cebolla, el limón, los frutos secos o los postres de gelatina son buenos para tener una buena ingesta de colágeno.

Alternativas

La doctora Ingrid Möller también añade que "una alternativa es tomar complementos alimenticios que te permiten ingerir la dosis diaria de manera fácil y cómoda e incluirlo en la rutina diaria, como en el desayuno". “Hay que seguir siempre la recomendación de su médico y buscar aquel que tenga ingredientes eficaces y científicamente probados. Con frecuencia se hallan combinados con otros productos que pueden contribuir a enriquecer el colágeno como el ácido hialurónico y los mucopolisacáridos”, concluye.

Deja una respuesta

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram