Carrito

Faltan pocas horas para que llegue la primera ola de calor del verano, en la que se esperan temperaturas por encima de los 35ºC en gran parte de la Península, con zonas en las que se superarán los 42 grados.

Los niños, las personas mayores y quienes padecen enfermedades crónicas, son los que peor lo pasan en estas circunstancias; también quienes trabajan al aire libre. Por lo que es muy importante que extremen las medidas de precaución y tomen nota de nuestros consejos.

Con estos 10 consejos evitaréis poner vuestra salud en riesgo y os mantendréis lo más fresquitos posible:

  • Bebe más líquidos de lo habitual. Debes hidratarte con mayor frecuencia, preferiblemente con agua fresca (no demasiado fría ya que aunque no lo creas, no te refrescará tanto). Los refrescos mejor sin gas y sin azúcar o los zumos naturales. Evita las bebidas alcohólicas.
  • Haz comidas ligeras ya que facilitan la digestión. Evita comidas copiosas y muy calientes. Toma frutas con mucho contenido en agua como la sandía o el melón, verduras, hortalizas, etc.
  • Mejor un polo que un helado. Están hechos a base de agua y apenas aportan calorías.
  • Utiliza ropa ligera, holgada y elaborada con tejidos transpirables como el algodón. Olvídate de los calcetines y usa sandalias cómodas, que no aprieten.
  • Evita salir a la calle las horas centrales del día, entre las 12h y las 16h. Si la temperatura es muy alta ampliaremos la franja una hora por delante y otra por detrás, es decir, entre 11h y 17h.
  • No te olvides del sombrero o la gorra, de las gafas de sol y del protector solar.
  • Permanece en espacios bien ventilados o con aire acondicionado.
  • Si practicas deporte al aire libre, evita las horas de sol. Organízate para salir a primera hora de la mañana o al atardecer.
  • No pases mucho tiempo en el coche sin aire acondicionado, aunque estés estacionado y con la ventanilla bajada. Es mejor salir y ponerse a la sombra. No dejes nunca a niños, mayores ni animales en el coche, ni siquiera con la ventanilla bajada.
  • No te olvides de las mascotas. Ellas también pasan calor, así que intenta cambiarles el agua con frecuencia para que no se les caliente y si han de salir a pasear, llévalas por la sombra y cuando menos calor haga.

Si no tienes aire acondicionado, no te preocupes, aquí tienes algunos trucos para refrescarte:

Si en casa no dispones de aire acondicionado lo que puedes hacer es abrir bien las ventanas a primera hora de la mañana para que se ventile la casa y cuando llega el calor, cierra las ventanas y baja las persianas. Si tienes toldo, bájalo también. Enciende el ventilador y puedes ayudarte de una toalla mojada que al ponerla frente al ventilador se mantendrá fresca e ir humedeciendo distintas partes del cuerpo, entre ellas la nuca. Si no esperas visitas, quédate con la ropa imprescindible. Si puedes crear zonas de corriente abriendo puertas y/o ventanas, hazlo, siempre que el aire que entra sea más fresco que el que hay en el interior. Por la noche, vuelve a abrir las ventanas.

Abre el grifo y échate agua bien fría durante 10 segundos en las muñecas. Conseguirás bajar un poco la temperatura corporal y que esa sensación de frescor se mantenga un buen rato.

Otro recurso muy extendido entre las personas que no disponen de climatización en sus casas es el de acudir a los centros comerciales, las bibliotecas o los centros cívicos unas horas al día para refrescarse.

Y para dormir bien con el calor

Ya sabemos que con el calor, resulta casi imposible conciliar el sueño. Prueba estos trucos y verás cómo consigues dormirte fácilmente:

  • Date una ducha con agua fría (entre templada y fría, no hace falta que esté helada) entre 15 y 20 minutos antes de meterte en la cama
  • Utiliza pijamas de seda o duerme con la ropa interior o directamente desnudo.
  • Apaga todos los dispositivos electrónicos que no sean necesarios ya que, aunque estén en stand by, producen calor.
  • Si aun así no logras conciliar el sueño, coge unos paños y mójalos en agua fría y colócatelos en las extremidades: detrás de las rodillas, en los brazos, los tobillos, las ingles, las muñecas y la nuca.
Imma Hernández

Imma Hernández

Soy Licenciada en Periodismo y desde hace 15 años me dedico a la comunicación médica. Durante 9 años y medio estuve como redactora jefe en MedicinaTV.com realizando contenidos escritos y audiovisuales tanto especializados -para profesionales sanitarios- como más divulgativos, para público general. Después, me incorporé como content curator a ClinicPoint, una plataforma online líder en la venta de servicios de medicina privada en España. Y más adelante a la agencia de comunicación Innuo, especializada en salud y nuevas tecnologías, desarrollando estrategias y proyectos de comunicación online. Actualmente trabajo como periodista en la Dirección de Comunicación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y colaboro con distintas webs de salud.

Leave a Reply