Carrito

¿Cuándo engorda más una magdalena, por la mañana o por la noche? Seguramente estarás pensando que tiene las mismas calorías independientemente de la hora a la que nos la comamos por lo que nos engordará lo mismo. Error.

Debes saber que no solo los alimentos que comes afectan al peso y a la salud. La hora a la que haces las comidas también influye. Este concepto se denomina crononutrición. Y con el ritmo de vida que llevamos es muy importante tenerlo en cuenta.

La crononutrición se basa en el respeto por el ritmo natural del organismo, es decir, en ingerir los alimentos en los momentos en los que el cuerpo tiene mas capacidad para asimilarlos. Nuestro reloj interno, entre otras funciones regula la producción de enzimas y hormonas y condiciona a su vez el efecto que producen los alimentos según la hora del día a la que los tomemos.

Parece sencillo, ¿verdad? Pues en realidad nuestro día a día no nos los pone fácil: el estrés y los desórdenes horarios están reñidos con la crononutrición. Pero es peor aún, nuestras rutinas, el ir corriendo a todas partes, la sensación de no llegar a todo, el estrés laboral, el insomnio… alteran los ritmos circadianos, nuestro reloj interno, y estás alteraciones pueden acabar desencadenando enfermedades.

Si nuestro reloj interno, que es el que debería marcar las horas en las que nuestro cuerpo está más preparado para recibirlos, está desregulado por culpa de nuestro ritmo de vida, nuestra alimentación y nuestra salud se resienten.

Los horarios que tenemos en España no son nada favorecedores ya que no tenemos un horario fijo para comer y estamos acostumbrados a irnos a dormir muy tarde.

¿Qué dice la ciencia?

Hay varios estudios que han demostrado la relación entre la crononutrición y la salud, o lo que es lo mismo, la relación entre el horario de las comidas y la predisposición a padecer determinadas enfermedades como la diabetes, la obesidad o el cáncer.

Y es que el ritmo circadiano está estrechamente relacionado con la producción de algunas hormonas como la insulina y el glucagón que influyen en la aparición de la diabetes; o el cortisol que se libera en situaciones de estrés y cuyas funciones son incrementar el nivel de azúcar en la sangre, suprimir el sistema inmunológico y ayudar al metabolismo de las grasasproteínas y carbohidratos. Cuando los niveles de cortisol son altos, se queman menos grasas y el cuerpo demanda más hidratos de carbono y azúcares.

Principales recomendaciones de la crononutrición

La Federación Española de Nutrición (FEN) propone los siguientes consejos:

  • La comida del mediodía debe hacerse antes de las 15:00 horas.
  • Hay que cenar al menos dos horas y media antes de meterse en la cama.
  • No comas con prisas: dedica entre 15 y 20 minutos al desayuno y una hora a la comida.
  • No comes durante las horas de sueño. Un verdadero reto para aquellas personas con insomnio.
  • Duerme entre 7 y 8 horas por la noche.
  • Si tienes costumbre de hacer la siesta, que sea corta, de 20 minutos como máximo. Se trata de una pausa para descansar y reponer fuerzas, no de un sueño largo. Piensa que si duermes mucho, después por la noche te costará más conciliar el sueño y acabarás durmiendo menos horas de las recomendadas.
  • Si practicas deporte por las tardes, organízate para terminar dos o tres horas antes de ir a dormir.
  • Duerme a oscuras y evita los dispositivos móviles antes de acostarte.

Foto de bruce mars en Pexels

Imma Hernández

Imma Hernández

Soy Licenciada en Periodismo y desde hace 15 años me dedico a la comunicación médica. Durante 9 años y medio estuve como redactora jefe en MedicinaTV.com realizando contenidos escritos y audiovisuales tanto especializados -para profesionales sanitarios- como más divulgativos, para público general. Después, me incorporé como content curator a ClinicPoint, una plataforma online líder en la venta de servicios de medicina privada en España. Y más adelante a la agencia de comunicación Innuo, especializada en salud y nuevas tecnologías, desarrollando estrategias y proyectos de comunicación online. Actualmente trabajo como periodista en la Dirección de Comunicación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y colaboro con distintas webs de salud.

Leave a Reply