hello world!
Published: 10 julio, 2020

¿Cuál es la mejor postura para dormir?

Las personas con algún problema de salud, insomnio, apnea del sueño, problemas cardiovasculares, digestivos, etc. son las que más atención deben prestar a la postura en la que duermen, ya que su salud se puede ver beneficiada o perjudicada.

Dormir es fundamental para nuestro organismo ya que muchas de sus funciones las realiza durante el sueño, como por ejemplo el cerebro, que mientras dormimos elimina las toxinas acumuladas durante todo el día.

Respecto a las posturas para dormir, los expertos lo tienen claro: dormir boja abajo es la peor de todas. ¿Y la mejor? Dormir de lado y hacia la izquierda. Vamos a ir analizando todas las posturas para que conozcas los pros y contras de cada una de ellas porque si te pasas un tercio de tu vida durmiendo, es mejor que lo hagas bien.

Dormir boca abajo

Pros: ninguno

Contras: dificulta la respiración; agrava la sensación de ahogo lo que genera inquietud y ansiedad; empeora las arrugas ya que la cara queda chafada contra la almohada; modifica la curvatura cervical lo que puede desencadenar dolor y contracturas en el cuello y los hombros; se ejerce una presión excesiva sobre los órganos, las articulaciones y los músculos; es una posición es totalmente antinatural para la columna vertebral que a la larga se verá perjudicada provocando dolor y rigidez.

Dormir boca arriba

Pros: al quedar el estómago en una posición más baja que el esófago, por la inclinación que proporciona la almohada, se evitan la pesadez de estómago, la acidez y el reflujo; no hay riesgo de arrugas faciales porque no hay presión sobre la cara; previene la flacidez de los pechos; facilita que la columna quede en una posición natural y relajada por lo que se recomienda a personas que sufren dolor lumbar y cervical.

Aunque lo ideal para conseguir una correcta alineación del cuello y la columna sería dormir sin almohada. No obstante, si no estamos cómodos hay que elegir una almohada de ni muy alta ni muy baja. Otro truco para que la espalda quede en una posición correcta es colocar una almohada debajo de las rodillas.

Contras: esta postura dificulta el paso del aire propiciando los ronquidos. Es especialmente significativo en personas con obesidad ya que la grasa pectoral y del cuello (conocida como papada) presiona los músculos del cuello, obstruyendo la respiración y desencadenando apneas. Las apneas impiden que el cerebro reciba el aporte suficiente de oxígeno durante el sueño, lo que estaría relacionado con la aparición y/o el agravamiento de las enfermedades neurodegenerativas.

En posición fetal

Pros: siempre que no sea una posición demasiado forzada, es decir, que las rodillas casi toquen con el pecho, alivia la tensión en la zona lumbar. La curvatura de la espalda permite liberar la tensión de las vértebras lumbares, aunque la alineación no sea la óptima. Para solucionarlo puedes colocar una almohada entre las piernas.

Contras: que la curvatura de la espalda sea excesiva y acabe provocando dolores y/o contracturas; dificultad para la respiración diafragmática si las rodillas presionan el estómago; problemas estomacales.

Dormir hacia el lado derecho

Pros: alivia la tensión en la zona lumbar ya que la columna queda aceptablemente bien alineada.

Contras: impide que algunos órganos, y en concreto el estómago, funcionen correctamente por lo que se agravan problemas digestivos (acidez, ardor, reflujo, etc.);  si se duerme con una pierna estirada y la otra encogida, la pelvis queda en una postura girada, poco natural.

Dormir hacia el lado izquierdo

Pros: mejora los procesos digestivos ya que facilita el paso de los flujos gástricos y relaja la válvula que conecta el estómago con el esófago, encargada de regular la acidez; mejora la circulación de la sangre ya que el cuerpo devuelve la sangre al corazón desde el lado derecho que queda liberado, sin presiones; el cerebro se regenera mejor por lo que se podría reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer o demencia; es una postura que ayuda a conciliar el sueño; favorece los procesos glinfáticos para la eliminación de toxinas y sustancias de desecho del sistema nervioso:

Contras: la postura de la pelvis puede estar en una posición forzada si al dormir de lado estiramos una pierna y encogemos la otra.

Conclusión

La ciencia ha llegado a la conclusión de que la mejor postura para dormir es del lado izquierdo.

 

Deja una respuesta

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram