Carrito

Los abuelos que cuidan a sus nietos viven 5 años más

Que los nietos dan vida no hay quién lo dude, pero es que, además, esta afirmación es cierta, según la ciencia. Los abuelos que cuidan de sus nietos viven hasta 5 años más que aquellos que no lo hacen.

Así lo demostró un estudio publicado en la revista ‘Evolution and Human Behavior‘ y que se llevó a cabo en una muestra de 500 personas mayores de 70 años de Alemania. Además, se descubrió que aquellos abuelos que habitualmente cuidaban a un niño tenían un menor riesgo de morir durante un período de 20 años en comparación con aquellos que no lo hacían.

Los pequeños aportan vitalidad: ponen en forma el cuerpo y la mente, nos hacen recordar nuestra infancia y la de nuestros hijos, en definitiva, nos rejuvenecen. La rutina cambia por completo y gira entorno a la nueva personita que ha entrado en casa. Y el carácter se vuelve más alegre. Los nietos también ayudan a socializar y encontrar nuevas amistades, cuando los llevamos al parque, la guardería o el colegio. Todas estas actividades benefician nuestra salud ya que nos mantienen activos física y mentalmente. De hecho, no son pocos los abuelos que han descubierto las nuevas tecnologías de la mano de sus nietos.

Y, al contrario de lo que se pueda pensar, cuidar a los nietos reduce los niveles de estrés. Es evidente que representan una carga de trabajo, pero es un trabajo que generalmente se hace con gusto y que aporta felicidad.

Otro estudio, realizado en población australiana, en concreto en mujeres entre 57 y 68 años y publicado en la revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia sugiere que cuidar a los nietos ayuda a prevenir enfermedades como la demencia senil y el Alzheimer. Los investigadores vieron que las mujeres que pasaban más tiempo con sus nietos obtenían mejores resultados en las pruebas, en comparación con las abuelas que no participaban tanto en la crianza de sus nietos. Y esto se debe a que el cuidado de los pequeños requiere que las abuelas permanezcan activas y en estado de alerta durante más tiempo, lo cual es un ejercicio excelente para combatir el deterioro cognitivo. Pero con un límite, es decir, en aquellos casos en los que las abuelas eran las principales responsables de sus nietos y los cuidan a diario durante un largo período de tiempo observaron que experimentaban una sobrecarga emocional que a la larga afecta su salud física y psicológica.

Además, el sentimiento de pertenencia a la familia aumenta, se estrecha el vínculo con sus hijos, se sienten útiles y aumenta su autoestima al mismo ritmo que se reduce el riesgo de depresión. Desde el punto de vista emocional, no podemos olvidar que el vínculo que se establece entre los abuelos cuidadores y los nietos es muy especial y repercute positivamente en la salud de los mayores.

Y, por último, desde el punto de vista de la biología, cuidar a los nietos estimula la producción de oxitocina y endorfinas, dos neurotransmisores que generan sensaciones de bienestar y felicidad, lo cual se ha demostrado influye favorablemente en el estado de salud de los abuelos. Porque en el fondo, hay muchos beneficios de la relación entre jóvenes y mayores. 

Abuelos esclavos

Por otro lado, están los abuelos que sienten esclavos, aquellos que como principal ocupación tienen el cuidado de los nietos, y llegan a dedicarle hasta 7 horas diarias. En esta situación se encuentran uno de cada cuatro abuelos en España, según la Encuesta de Salud, Envejecimiento y Jubilación en Europa. La media europea es de 5 horas diarias.

Aunque para algunos de ellos, no supone ningún problema, al contrario, están encantados de poder hacerse cargo de sus nietos durante esas horas y de ayudar a sus hijos a compaginar el trabajo con la crianza; otros lo viven como una situación de “esclavitud”.

 

Imma Hernández

Imma Hernández

Soy Licenciada en Periodismo y desde hace 15 años me dedico a la comunicación médica. Durante 9 años y medio estuve como redactora jefe en MedicinaTV.com realizando contenidos escritos y audiovisuales tanto especializados -para profesionales sanitarios- como más divulgativos, para público general. Después, me incorporé como content curator a ClinicPoint, una plataforma online líder en la venta de servicios de medicina privada en España. Y más adelante a la agencia de comunicación Innuo, especializada en salud y nuevas tecnologías, desarrollando estrategias y proyectos de comunicación online. Actualmente trabajo como periodista en la Dirección de Comunicación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y colaboro con distintas webs de salud.

Leave a Reply