hello world!
Published: 10 abril, 2019

El cáncer se puede prevenir en el 40% de los casos

El cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres y el de próstata entre los varones.

Cualquier persona a cualquier edad puede sufrir un cáncer, pero a medida que pasan los años, el riesgo aumenta. La edad avanzada es el principal factor de riesgo de cáncer en general y a partir de los 55 años la probabilidad de desarrollar un cáncer aumenta a un ritmo vertiginoso, especialmente entre los varones.

Pero lo más importante es saber que podemos prevenir el cáncer y vamos a enseñarte cómo hacerlo. El 40% de los casos  se pueden prevenir con unos hábitos de vida saludables, según el informe ‘El cáncer en España 2018’, realizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).  Así que, ¿a qué esperas?

Los tipos de cáncer más frecuentes por sexo

En el año 2017 en España se diagnosticaron 228.482 nuevos casos de cáncer. Los tumores que más frecuentes fueron: colorrectal, próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago.

El cáncer en la mujer

Tipo de cáncer

Nuevos diagnósticos (año 2017)

Mama

26.370

Colon

13.711

Útero

  5.473

Pulmón

  5.247

Ovario

  3.412

Páncreas

  3.193

Estómago

  3.089

Linfoma no Hodgkin

  2.882

Melanoma

  2.810

Cérvix

  2.584

 

El cáncer en el hombre

Tipo de cáncer

Nuevos diagnósticos (año 2017)

Próstata

30.076

Pulmón

23.398

Colorrectal

20.321

Vejiga

12.364

Estómago

  5.195

Riñón

  4.631

Hígado

  4.285

Páncreas

  3.567

Linfoma no Hodgkin

  3.547

Leucemia

  3.175

 

Decálogo para prevenir el cáncer

  • Alimentación sana y equilibrada. Una dieta rica en vegetales protege frente a distintos tipos de cáncer, pero también frente a la diabetes ya a las enfermedades cardiovasculares. Se recomienda reducir el consumo de carnes rojas y productos cárnicos procesados ya que hay estudios que han mostrado evidencia científica de su relación con los cánceres colorrectal, próstata, páncreas y estómago.
  • Actividad física diaria. Ya sea caminar 30 minutos al día, practicar algún deporte, ir en bicicleta bajarse un par de paradas antes si se viaja en transporte público.
  • Las vacunas. Actualmente existen vacunas efectivas para prevenir el cáncer de cuello de útero provocado por el virus del papiloma humano.  La vacuna contra la hepatitis B es efectiva frente al cáncer ya que la hepatitis es un factor de riesgo del cáncer de hígado por lo que si evitamos la hepatitis B estaremos reduciendo notablemente el riesgo de cáncer hepático.
  • No te saltes las revisiones ginecológicas, urológicas o los programas de cribado o detección temprana del cáncer. La mamografía, la citología, la prueba de sangre oculta en heces, la colonoscopia, etc. son pruebas muy sencillas que pueden salvarte la vida.
  • Nada de tabaco. Si no has fumado nunca, ni se te ocurra empezar ahora. Si eres fumador, nunca es tarde para dejarlo. ¡A cualquier edad dejar de fumar aporta beneficios inmediatos para la salud! El tabaco está detrás del 34% de todos los tipos de cáncer.
  • Reduce el consumo de alcohol a una bebida alcohólica al día en mujeres y dos bebidas para los hombres.  Y mejor si no tomas nada de alcohol. El alcohol aumenta el riesgo con varios tipos de cáncer: cabeza y cuello, esófago, hígado, mama y colon.
  • Vigila la báscula. El sobrepeso y la obesidad al relacionarse con una mala alimentación y con el sedentarismo, también lo hacen con un mayor riesgo de neoplasia. De hecho, el 20% de los tumores tienen relación con la obesidad.
  • Protégete del sol. El cáncer de piel es el más frecuente del mundo y entre ellos, el melanoma es el más agresivo y el de peor pronóstico. La exposición al sol es el principal factor de riesgo y las personas de tez muy blanca, ojos y pelo claros;  las pelirrojas;  y aquellas con muchos lunares son las que tienen un mayor riesgo.
  • Evita inhalar sustancias nocivas o tóxicas que pueden estar presenten en el puesto de trabajo (productos de limpieza, determinados materiales de construcción, aerosoles, pesticidas, etc.). Por otro lado, la contaminación ambiental también es perjudicial.
  • La maternidad y la lactancia reducen el riesgo de cáncer de mama. A raíz de las conclusiones de varios estudios americanos que demostraron que un tratamiento de larga duración con terapia hormonal sustitutiva (estrógenos y progestágenos) contra los síntomas de la menopausia podía incrementar en riesgo de cáncer de mama. Actualmente se desaconseja el uso de la terapia hormonal sustitutiva, según la Asociación Española Contra el Cáncer. Si estás en la menopausia y tus síntomas son severos, consulta con tu ginecólogo los riesgos y beneficios de esta terapia.

 

Deja una respuesta

ESCRÍBENOS AHORA
Buzón de sugerencias
DESCUBRE LA VENTAJA DE SER SENIOR
Registrate
PAGO SEGURO GARANTIZADO
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram