hello world!
Published: 22 noviembre, 2019

FASES DEL TRATAMIENTO CON IMPLANTES DENTALES

Se administra anestesia local y únicamente se percibe "el run-run" de los instrumentos y sensaciones de presión en la boca. Estos protocolos son personalizados y presentan algunas diferencias, en función de cada caso en particular.

De acuerdo con la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, incluyen:

1- Fase inicial de estudio y planificación

En la primera consulta para la realización de un tratamiento de implantes, se elabora un historial clínico con una completa exploración de la boca y se realizan diferentes pruebas diagnósticas (radiografías, TAC...), para terminar haciendo unos moldes de yeso. Con la información obtenida se planifica la cirugía mediante un programa informático que permite hacer un diagnóstico personalizado y una simulación de la intervención quirúrgica a realizar.

Los tratamientos con implantes dentales osteointegrados requieren procedimientos de alta complejidad técnica, de forma que la fase de planificación y estudio se convierten en esenciales y tendrá que completar una serie de objetivos:

  • Informar al paciente sobre los diferentes tipos de implantes y prótesis.
  • Valorar de manera individualizada el estado de salud bucodental y general del paciente, para así conocer posibles riesgos o contradicciones del tratamiento.
  • Recomendar el momento idóneo para efectuar el tratamiento ya que algunas de sus fases pueden alterar ligeramente el estilo de vida de la persona.
  • Identificar la cantidad y calidad de hueso disponible para colocar los implantes.
  • Ofrecer al paciente un plan de tratamiento que incluya información sobre los procedimientos clínicos necesarios para su caso.
  • Recuperar la salud integral, orientarlo sobre algunos posibles tratamientos que pueda necesitar, ya sean odontológicos o no.
  • Ofrecer asesoramiento sobre los tratamientos previos o posteriores a la intervención.

2- La fase quirúrgica

La colocación de los implantes dentales requiere una o más intervenciones quirúrgicas en función de la naturaleza de cada caso. El proceso se realizará en una o dos fases. La elección del procedimiento dependerá de los criterios individuales que serán valorados por el equipo implantológico.

El procedimiento quirúrgico se desarrolla en dos fases, en la primera se inserta el implante, dejándolo totalmente cubierto con la encía durante un periodo de tiempo variable. Durante la cicatrización generalmente, entre tres y seis semanas, el tejido de la encía cubre el implante. Posteriormente se empieza a formar el hueso alrededor y en el propio implante.

En la segunda fase, una vez pasados tres meses y medio en el maxilar superior y dos en el inferior, se realiza una pequeña incisión en la encía para comprobar el buen estado del implante y efectuar la conexión del pilar de cicatrización, que servirá de nexo de unión con el medio bucal y que hará la función de unirlo con la futura prótesis.

Cuando el implante se coloca en una sola etapa quirúrgica se instala la fijación y un componente de conexión que queda en contacto con el medio bucal. En casos concretos, será posible realizar el procedimiento quirúrgico y la colocación de una prótesis dental fija provisional a la espera de la osteointegración del implante.

Después de la cirugía se podrá hacer vida normal pero teniendo presente ciertas precauciones como evitar coger aviones por cambios drásticos de presión, ni hacer deporte para evitar movimientos fuertes de la cabeza en una zona recién operada.

El día de la cirugía se dan pautas a seguir y a tener en cuenta después de la intervención.

3- Fase restauradora

Es la etapa de rehabilitación protética de los implantes y se colocan los dientes mediante la adaptación de coronas o otros estilos de prótesis según el plan de tratamiento individual. Se realiza cuando se ha verificado, a través de procedimientos específicos que l'osteointegración es adecuada y los implantes y tejidos que los envuelven están preparados para recibir fuerzas.

Esta fase requiere un nombre variable de fases, con visitas dirigidas a asegurar la total integración funcional y estética de los nuevos dientes en el conjunto de las estructuras faciales, siendo tan importante como la fase quirúrgica.

4- Fase de manteniment

Muchos estudios han demostrado que los tratamientos mediante implantes tienen un elevado grado de seguridad, en base a la existencia de unos protocolos de control y mantenimiento exhaustivos.

Una vez ha finalizado el proceso, es muy importante que el paciente siga unas normas de mantenimiento para así alargar la vida del tratamiento. Un buen cepillado, no fumar o asistir a las citas programadas de control serán fundamentales para conseguirlo.

La necesidad de establecer una vigilancia y unas curaciones de mantenimiento periódico se ven justificadas para evitar contaminaciones bacterianas y posibles desajustes de las prótesis por el desgaste de la función y el paso del tiempo.

Las revisiones de mantenimiento van dirigidas a controlar la evolución de los resultados del tratamiento a lo largo del tiempo, detectando cualquier situación desfavorable que se pueda producir y actuar en consecuencia. En caso que no se visibilicen problemas, que es lo más probable, se ejecutan rutinas diagnósticas y preventivas dirigidas a garantizar la salud a largo plazo.

Deja una respuesta

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram