hello world!
Published: 5 abril, 2019

La Disfunción Eréctil: Causas, Diagnóstico y Tratamiento

Un problema con muchas repercusiones y posibles soluciones.

¿Qué es la disfunción eréctil?

Es la incapacidad persistente y/o recurrente del hombre para lograr y mantener una erección  de buena calidad  para tener una correcta actividad sexual.

¿Afecta a muchos hombres?

En nuestro país, aproximadamente el 12% de los hombres sufren  disfunción eréctil, siendo más frecuente en las últimas décadas de la vida. Este trastorno puede afectar a la autoestima y repercutir en las relaciones de pareja, familiares, sociales y laborables.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de la disfunción eréctil?

La erección es una función de alta complejidad dado que intervienen en la misma una gran cantidad de factores (psicológicos, hormonales, vasculares, neurológicos, etc.) a distintos niveles (cerebro, médula espinal, testículos, pene), por lo que existen una gran cantidad de trastornos, de diferente naturaleza, que pueden alterar la capacidad eréctil.

Los problemas psicológicos pueden ser derivados de trastornos importantes como la depresión o de una mala educación sexual, conflictos sexuales acontecidos a lo largo de la vida,  problemas de relación de pareja, conflictos laborales, etc. Independientemente de la causa de la disfunción eréctil, siempre se acaba estableciendo un trastorno psicológico de forma secundaria por temor e inseguridad frente a la actividad sexual.

Los problemas relacionados con las arterias (ej: obstrucción debida al depósito de colesterol), impiden la correcta llegada de sangre al pene y constituyen la causa más frecuente de las alteraciones físicas (orgánicas) de la erección. Entre los factores de riesgo vascular, caben destacar la hipertensión arterial, la diabetes, el aumento del colesterol, el tabaco y la vida sedentaria.

Otra causa frecuente de disfunción eréctil es la cirugía que se realiza para extirpar la totalidad de la próstata en casos de cáncer, dado que pueden lesionar los nervios responsables de la erección que se hallan adheridos a este órgano.

Determinados fármacos, así como el consumo excesivo de drogas y alcohol también pueden afectar a la erección.

Otras causas de esta alteración pueden ser las enfermedades (ej: diabetes) o lesiones de los nervios (traumatismos, cirugías, etc.) y la disminución de la testosterona, frecuente en la edad avanzada.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil?

Una buena historia clínica y exploración física puede ya determinar la naturaleza del problema. Puede complementarse con una analítica general de sangre, incluyendo la determinación de la testosterona y con un estudio Doppler del pene para valorar el componente vascular.

Independientemente de todo lo que significa la disfunción eréctil para una adecuada vida sexual, la consulta al médico especialista por este problema puede evidenciar problemas importantes para la salud general como son la hipertensión arterial, la diabetes y el exceso de colesterol y  poder prevenir la enfermedad cardiovascular.

¿Cómo puede tratarse la disfunción eréctil?

Siempre que sea posible deben tratarse las causas que originan el trastorno, Ejemplos de ello son la psicoterapia en casos de trastornos psicológicos y el tratamiento con testosterona cuando esta hormona se halla disminuida. Las denominadas ondas de choque pueden favorecer la revascularización del pene cuando existen problemas de tipo arterial.

En la mayoría de casos deben aplicarse tratamientos sintomáticos, ya sea con fármacos orales vasodilatadores como el conocido viagra y otros, con fármacos de la misma naturaleza que se aplican a nivel del meato uretral o que se inyectan en el pene o con los denominados mecanismos de erección por vacío (cilindro que se aplica alrededor del pene conectado a un sistema de vacío que aspira sangre hacia su interior y se mantiene la erección mediante una anilla colocada en la base del pene). Generalmente, todos estos tratamientos se aplican únicamente cuando se desea mantener actividad sexual.

Si fallan los tratamientos descritos, puede implantarse una prótesis en el interior de los cilindros (cuerpos cavernosos que contienen el tejido eréctil) del pene para sustituir a la entrada de sangre con el fin de dar rigidez al órgano. La mayoría de prótesis son hidráulicas, lo que significa que en el momento deseado se presiona un receptáculo con líquido implantado a nivel del escroto (bolsa de los testículos), con lo que se produce el llenado de los cilindros a nivel del pene, dando lugar a la rigidez del pene.

Conclusión

La erección es una función muy compleja que se puede alterar por muchas causas de tipo psicológico, físico o mixto. La disfunción eréctil debe diagnosticarse fundamentalmente a partir de la historia clínica, de la analítica sanguínea y del estudio Doppler. El tratamiento puede ser etiológico (tratar las causas), sintomático (conseguir una erección en el momento deseado) o paliativo (implante de una prótesis de pene).

Ya sea mediante metodologías más o menos complejas, la mayoría de hombres con problemas de erección pueden resolver el problema y recuperar una adecuada actividad sexual.

 

Deja una respuesta

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram