Carrito

Estos días de confinamiento en casa, es posible caer en la tentación de llevar una alimentación poco cuidada. Es difícil mantener una dieta equilibrada. Tener las neveras y despensas llenas y pasar tanto tiempo en casa, puede perjudicar y alterar nuestra alimentación, fomentando una mala nutrición para el cuerpo.

Por eso, nosotros queremos animaros a lo contrario. Aprovechar estos días para llevar una buena alimentación, sana y cuidada. Siguiendo con los últimos artículos de nuestro blog donde proponemos distintas actividades y ejercicios para hacer en casa estos días, esta vez traemos consejos para evitar favorecer los malos hábitos de comidas. Ya que, además, añadiendo la disminución de actividad física puede acabar provocando, por ejemplo, el incremento de peso durante este largo periodo en casa.  Pero ahora vamos a profundizar un poco más.

  • Evitar el picoteo para mantener una dieta equilibrada

Al estar en casa, es mucho más fácil caer en la tentación de comer entre horas. Ir a hacerle una visita a la despensa o a la nevera ya forma parte de nuestra rutina estos días. Además, casi siempre vamos en busca de productos no tan saludables, y ese es el mayor peligro de este mal hábito. Es por eso que lo mejor es establecer un horario de comidas para así controlar el número de ingestas.

Si tienes mucha tendencia al picoteo, puedes mantener 5 comidas al día. Asegurando que 2 de estas sean raciones de verdura (una de ellas de forma cruda) y 3 de fruta (una de ellas un cítrico).

Si, en cambio, podemos evitar el picoteo, es aconsejable llevar a cabo 3 ingestas. Así favorecer una restricción calórica que permita compensar el descenso de actividad física.

  • Mejorar el tránsito intestinal y fortalecer el sistema inmune

Estos días en que estamos haciendo frente a un fuerte virus, es importante mantener unas defensas altas. Fortalecer el sistema inmune es imprescindible y por eso comer alimentos que ayuden a fortalecerlo es prioritario. Los especialmente beneficiosos son los nutrientes como las vitaminas A, C y E, así como los micronutrientes zinc, hierro y cobre.

Estos días es también prioritario mantener en nuestra dieta diaria alimentos ricos en fibra. Fruta, verdura, legumbres y cereales integrales. Esto favorecerá nuestra saciedad además de mejorar el tránsito intestinal. Hay que tener en cuenta que probablemente el tránsito esté ralentizado por el hecho de no llevar a cabo ejercicio, por eso es importante, en la medida de lo posible, realizar la mayor actividad física posible en casa.

  • ¿Cómo mantener una dieta equilibrada?

Algunos consejos para garantizar mantener esta dieta equilibrada pasan por:

  1. Tratar de comer una serie de alimentos básicos como trigo, maíz, arroz, patatas, legumbres como lentejas, mucha fruta fresca y verduras.
  2. Alimentos de origen animal, entre ellos, carne, pescado, huevos y leche.
  3. También es importante elegir alimentos integrales como maíz, mijo, avena, trigo y arroz integral sin procesar cuando se pueda; son ricos en fibra valiosa y pueden ayudar a sentirse satisfecho por más tiempo.
  4. Escoger carnes magras cuando sea posible, liberándolas de grasa visible.
  5. Cocinar al vapor o hervir en lugar de freír alimentos.
  6. Si se opta por  bocadillos, conviene elegir entre sus ingredientes verduras crudas
  7. Nueces sin sal y frutas frescas, en lugar de alimentos con alto contenido de azúcares, grasas o sal.

Creemos que puede ayudarte hacer un menú semanal, incluyendo todo lo necesario para mantener esta dieta equilibrada. Ve a la compra sabiendo que solo puedes adquirir lo imprescindible para este menú. Piensa que, además, adquirir estos nuevos hábitos, te servirán posteriormente.

Por si no sabéis ni por dónde empezar, os dejamos un ejemplo de menú saludable para que podáis inspiraros y coger ideas de qué comer junto con sus recetas.

  • Mantener una buena hidratación

Durante estos días aprovecha para beber mucha agua. Sería bueno consumir entre 1,5 y 2 litros diarios. Teniendo en cuenta que hablamos de agua o infusiones, no bebidas azucaradas. Para estos últimos, así como también zumos o refrescos es mejor dejarlo para circunstancias más ocasionales. El agua nos ayudará también en este proceso de tránsito intestinal, tan importante estos días.

  • Regalos al paladar

Así pues, es importante estos días mantener una dieta equilibrada y variada. En conclusión, se trata de saber llevar un horario de comidas, comer un poco de todo controlando los azúcares y grasas, y muy importante también, no caer en la tentación del picoteo.

Puedes aprovechar la ocasión para llevar a cabo recetas que normalmente no tienes tiempo de hacer. Esas recetas que llevan más tiempo pero que son un regalo a nuestro paladar. Caldos caseros, legumbres, guisos, repostería… Eso sí, siempre controlando la cantidad de azúcar y grasas.

Anna Jounou

Anna Jounou

Estudiante de Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing en la facultad de Blanquerna - Universitat Ramon Llull (Barcelona)

One Comment

Leave a Reply