hello world!
Published: 25 febrero, 2019

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

La osteoporosis aumenta el riesgo de fractura ósea.

La osteoporosis es la enfermedad de los huesos más frecuente y se produce por una disminución de la densidad ósea. La pérdida progresiva del tejido óseo se acentúa con la edad y hace que los huesos se vuelvan más porosos, delgados y frágiles por lo que el riesgo de fractura es mayor. Al estar debilitados tienen menos resistencia a los golpes y se rompen con facilidad, especialmente la muñeca, la cadera y las vértebras.

La Sociedad Española de Reumatología estima que la osteoporosis afecta a unos 3 millones de personas en España y provoca unas 25.000 fracturas anuales. Es más, advierte que alrededor de la mitad de las mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura de cadera, muñeca o de vértebras a lo largo de su vida por culpa de esta enfermedad.

La osteoporosis puede afectar a cualquier persona pero es especialmente en las mujeres a partir de la menopausia y en ambos sexos a partir de los 70 años.

La osteoporosis y la menopausia

En las mujeres, la menopausia marca un punto de inflexión significativo en los que se refiere a la calidad de los huesos. Una de las consecuencias de la menopausia y de las que más preocupa a nivel médico es la pérdida de densidad ósea. El descenso en los estrógenos que se produce con la llegada de la menopausia acelera el debilitamiento de los huesos.

En cambio, en los hombres el proceso de pérdida de masa ósea es más lento puesto que la reducción de los niveles de testosterona no es tan rápida como el descenso de los niveles de estrógenos.

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

Otros factores de riesgo

La principal causa de la osteoporosis es la genética. No obstante, en su desarrollo intervienen factores ambientales como el tabaquismo, el consumo de alcohol, el sedentarismo, una dieta con bajo aporte en calcio y vitamina D, algunos medicamentos, así como determinadas enfermedades, entre otros.

Algunos factores de riesgo de osteoporosis no se pueden modificar: la edad (a más años, más riesgo), el sexo (las mujeres tienen más riesgo), la raza (asiáticos y blancos  presentan más riesgo), los antecedentes familiares (padres o familiares directos con osteoporosis) y la estatura (cuerpos de talla baja).

Por otro lado, están las hormonas, que también influyen en la aparición de la osteoporosis. Alteraciones en las hormonas sexuales (estrógenos y testosterona) o en la hormona tiroidea (hipertiroidismo) influyen en el riesgo de osteoporosis.

Respecto a los medicamentos hay que tener especial cuidado con los corticoesteroides que se suelen recetar para problemas respiratorios, anticonvulsivos, fármacos contra el reflujo gástrico, para tratar el cáncer, entre otros.

Y, por último, el riesgo de osteoporosis también es mayor en las personas con celiaquía, enfermedad intestinal inflamatoria, enfermedad renal o del hígado, cáncer, mieloma múltiple, lupus o artritis reumatoide.

La osteoporosis no duele pero sí se nota

Esta enfermedad no produce dolor ni malestar en sí misma, por lo que a menudo, pasa desapercibida hasta que no se produce una fractura.

En cambio si nos fijamos en el físico, la osteoporosis provoca el encorvamiento de la columna vertebral, una disminución progresiva de la talla por las microfracturas y el aplastamiento de las vértebras y la pérdida de peso ya que los huesos no son densos sino porosos.

Para diagnosticar la osteoporosis y prevenir el riesgo de fracturas existe una prueba, la densitometría ósea que permite medir la densidad de calcio en los huesos y se suele realizar en la columna, la cadera o la pelvis. Es muy similar a una radiografía pero con una duración mayor.

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

¿Cómo se puede prevenir la osteoporosis?

La prevención de la osteoporosis debe empezar desde la infancia y la juventud con una dieta sana y equilibrada y practicando actividad física con regularidad. Se debe evitar también el consumo de alcohol y tabaco.

  • Asegúrate un buen aporte de proteínas, calcio y vitamina D. Algunos alimentos ricos en calcio son los lácteos, los vegetales de hoja verde oscuro, el pescado azul como el salmón o las sardinas, la soja y sus derivados. La vitamina D mejora la absorción del calcio y puedes obtenerla de la luz solar, en alimentos enriquecidos o en suplementos (bajo supervisión médica).

  • Mantente en tu peso, ni demasiado delgada ni con sobrepeso.

  • Muévete: camina, haz jogging, corre, sube escaleras... para fortalecer las piernas. Y combínalo con el taichí para mejorar el equilibrio.

Deja una respuesta

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram