Carrito

El verano, con sus largos días de sol, no es un buen aliado para nuestros ojos. La intensidad de la luz solar puede acabar provocando problemas oculares a largo plazo (queratitis solar, cataratas, degeneración macular, etc.). Por ello es tan importante usar gafas de sol. De hecho, deberíamos usarlas todo el año, porque en invierno también hay días soleados.

Pero no vale cualquier gafa de sol: el tamaño, el color de los cristales y el filtro de radiación son cuestiones fundamentales a la hora de elegir tus gafas sol. No dejes que sean las modas las que elijan por ti, proteger bien tus ojos es vital.

Categorías de protección frente a luz solar

Hay distintas categorías en función de la cantidad luz solar que dejan pasar a través de los cristales. Deberás tenerlo en cuenta según el uso que vayas a darles.

Categoría 0: Deja pasar entre un 81 y un 100% de la luz por lo que apenas protegen a tus ojos de los rayos del sol. Solo se deberían utilizar en días muy nublados o en interiores.

Categoría 1: Deja pasar entre un 44 y un 80% de la luz. Recomendadas cuando la intensidad de la luz es baja.

Categoría 2: Deja pasar entre un 19 y un 43% de la luz. Ideal cuando la intensidad de la luz es media.

Categoría 3: Dejar pasar entre un 8 y un 18% de la luz. Son las gafas recomendadas para los días de playa y montaña, cuando la intensidad solar es alta.

Categoría 4: Deja pasar entre un 4 y un 7% de la luz. Se suelen utilizar para deportes de alta montaña y para la nieve.

Si estás pensando es usar tus gafas de sol para conducir, ten en cuenta que solo está permitido hacerlo con aquellas que tengan un filtro de las categorías 0,1, 2 y 3.

¿Y los rayos ultravioleta?

En primer lugar vamos a aclarar que la protección contra la luz solar no es lo mismo que la protección contra los rayos ultravioletas, así que este es otro aspecto que deberemos tener en cuenta a la hora de comprar nuestras gafas de sol.

Así que, todas las gafas deben garantizar protección ante los rayos ultravioleta.

Los rayos ultravioleta se dividen en 3 categorías en función de su alcance:

  • Rayos UVC, que son absorbidos por la capa de ozono.
  • Rayos UVB, que son de alcance medio y estarían relacionados con la aparición de catarata.
  • Rayos UVA, que son de largo alcance y tienen la capacidad de traspasar la córnea y alcanzar la retina. Además de cataratas, también estarían relacionados con la degeneración macular.

¿Qué color de cristal es mejor?

Sabiendo que color de la lente no influye en la protección contra los rayos ultravioleta, se aconseja elegir el que altere menos la percepción de colores del entorno. Pero recuerda que siempre lo primero debe ser la protección contra la luz solar y la protección UV.

Por otro lado, el tamaño y la forma de la gafa es importante ya que el ojo debe quedar completamente protegido y cuánta más piel cubra a su alrededor mejor, ya que son zonas muy sensibles a la aparición de manchas de la edad o léntigos solares.

¿En qué debes fijarte cuando compres unas gafas de sol?

Las gafas de sol actúan como filtro ante la radiación solar y ultravioleta/EFE

  • El distintivo CE. Es una marca de la Unión Europea que garantiza que el artículo cumple con los requisitos legales exigidos en la UE.
  • Identificación ISO 1836:1997.
  • Información completa sobre el fabricante (nombre y dirección), el país de origen del producto, la categoría del filtro de las lentes e información sobre la limpieza.
  • Grado de protección que ofrece contra la radiación ultravioleta (UV).

¿Dónde me compro las gafas de sol?

Sin duda, en la óptica. Si quieres hacer un buena compra y estar 100% segura que tus ojos van a estar protegidos con las gafas que te llevas a casa, lo mejor es que acudas a una óptica, ya que allí encontrarás a los profesionales que mejor pueden asesorarte en función de tus necesidades. Además, te aseguras que cumplen con toda la normativa de calidad.

Huye de las ofertas de Internet que provienen de sitios web con precios sospechosamente bajos. Si no hay una óptica detrás, es muy probable que esas gafas no cumplan con los requisitos mínimos para proteger tus ojos ni tampoco con la normativa europea.

Imma Hernández

Imma Hernández

Soy Licenciada en Periodismo y desde hace 15 años me dedico a la comunicación médica. Durante 9 años y medio estuve como redactora jefe en MedicinaTV.com realizando contenidos escritos y audiovisuales tanto especializados -para profesionales sanitarios- como más divulgativos, para público general. Después, me incorporé como content curator a ClinicPoint, una plataforma online líder en la venta de servicios de medicina privada en España. Y más adelante a la agencia de comunicación Innuo, especializada en salud y nuevas tecnologías, desarrollando estrategias y proyectos de comunicación online. Actualmente trabajo como periodista en la Dirección de Comunicación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y colaboro con distintas webs de salud.

Leave a Reply